Como se ha de realizar un reportaje de primera comunión

Como se ha de realizar un reportaje de primera comunión

La base fundamental para tener un buen reportaje de primera comunión es, sin duda, que los niños se sientan cómodos y se olviden de la cámara.

Cuando los padres contratan un reportaje de primera comunión en Bach Estudio de Fotografía, se les informa que elementos son aconsejables que estén presentes en las sesiones con el fin de que los niños tengan mejores sensaciones ante la cámara. Según la idea de los padres y la propia personalidad de los niños estos elementos de comunión pueden ser desde mascotas, peluches hasta cualquier otro objeto personal del niño que haga que éste se sienta cómodo y se abra emocionalmente ante una pieza tan extraña e intimidadora, para ellos, como puede ser un objetivo de cámara y toda la parafernalia de focos y luces asociadas a la sesión.

Cuando llega el día del reportaje de primera comunión lo primero que hacemos, en Bach Estudio de Fotografía, es presentarnos y enseñarles tranquilamente el estudio. Queremos así que los niños vayan tomando confianza ante un entorno desconocido y acercarnos a su zona de confort.

Les dejamos que se vistan y preparen tranquilamente y les vamos explicando para que sirve cada uno de los elementos que vamos a utilizar: flashes, paraguas, reflectores, fondos, etc. Esto permite que los niños vean con naturalidad como funciona todo lo que tienen a su alrededor, haciendo que los sonidos y luces les vayan siendo familiares.

Comenzamos la sesión tranquilamente, casi como si de un juego se tratara, gastándoles bromas, hablando de sus gustos y aficiones. Durante la sesión les vamos mostrando, de vez en cuando, alguna foto en la cámara para que puedan sentir el resultado del trabajo.

El objetivo final es que los niños no posen forzadamente, sino que vayan improvisando poses y gestos. Que la naturalidad surja espontáneamente y se refleje en las fotografías.

Todo este tiempo de preparación del reportaje, que para nosotros es tan importante, contribuye, sin duda, a crear un ambiente de trabajo relajado y que los niños disfruten.

Los resultados son más que buenos, los niños se sienten orgullosos de sus fotos y los padres aún más. Intentamos siempre sacar lo mejor de estos pequeños artistas ante la cámara y para ello nos tomamos muy en serio nuestro trabajo.

¿Quieres conocer más sobre nuestro estilo de reportajes de primera comunión?. Contáctanos >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *